Medidas de conservación
de la fertilidad para
enfermedades graves y
«congelación social»

Para las personas en edad reproductiva con enfermedades graves (por ejemplo, cáncer), se plantea la cuestión de la planificación familiar. ¿Pueden seguir siendo padres? Por lo tanto, tiene sentido que los pacientes se informen sobre las medidas de preservación de la fertilidad antes del tratamiento del cáncer.
En las páginas siguientes describimos los métodos de preservación de la fertilidad para poder ser padres incluso después de una pérdida de la capacidad reproductiva.

Por favor, lea también: www.fertiprotekt.de

Criopreservación de ovocitos fertilizados o no fertilizados/vitrificación

Hay dos maneras de congelar los óvulos antes de la quimioterapia o la radioterapia:

  1. Ovocitos fertilizados.

    El tratamiento hormonal de los ovarios precede a este proceso. Se eliminan los óvulos maduros. Si la mujer tiene una pareja estable, los óvulos son fecundados con su esperma mediante inseminación artificial (FIV/ICSI fecundación in vitro/inyección intracitoplasmática de espermatozoides). Un día después, los óvulos fertilizados se congelan en la fase pronuclear. Posteriormente, se pueden descongelar y cultivar para convertirlos en embriones y transferirlos al útero (transferencia de embriones).

  2. Óvulos.

    Si la mujer en cuestión no tiene una pareja estable, los óvulos se congelan sin fecundación previa. También en este caso es necesario un tratamiento hormonal de los ovocitos. Se utiliza la vitrificación, método de congelación más actual. Cuando la mujer se ha recuperado de su enfermedad y tiene una pareja, sus óvulos también pueden ser fertilizados con el semen de la pareja utilizando la terapia de FIV/ICSI.

Regulación descendente con análogos/antagonistas de GnRH​

Si de inminente se va a someter a un tratamiento que pueda dañar el óvulo, existe la posibilidad de protegerlo. Se administran medicamentos que suprimen la producción hormonal propia del cuerpo. El óvulo descansa durante la quimioterapia y queda así protegido de las consecuencias negativas. Los estudios destacan que estos medicamentos causan menos daño a los ovarios. Sin embargo, esto no ha sido probado de manera concluyente. La eficacia de la quimioterapia no se ve afectada por el medicamento. Por el momento, sólo en el caso del cáncer de mama inducido por hormonas, no existen evidencias claras de ello

Criopreservación y trasplante de tejido ovárico

Si la quimioterapia es inminente, es posible extirpar un ovario o partes de un ovario por adelantado durante una laparoscopia. El tejido ovárico puede ser criopreservado. A -196° Celsius puede almacenarse durante años en nitrógeno líquido.
Después de la recuperación, el tejido puede ser replantado. En el caso ideal vuelve a crecer y produce hormonas sexuales femeninas y óvulos. El embarazo es entonces posible por medios naturales o por inseminación artificial. El éxito de este tratamiento aún no puede verificarse de forma estadística.
El tejido ovárico se extrae en un centro oncológico-operatorio. La conservación y el almacenamiento se llevan a cabo en centros especializados con los más altos estándares de calidad. Esto es necesario para asegurar la viabilidad del tejido ovárico. Las clínicas especiales en Alemania son las clínicas universitarias para mujeres en Bonn y Erlangen. El trasplante puede realizarse allí o en el sitio de recolección.

KCriopreservación de los espermatozoides del eyaculado​

La fertilidad masculina puede verse dañada por la quimioterapia o la radioterapia. La cirugía también puede producir una disminución de la fertilidad. Sin embargo, para poder cumplir con un deseo posterior de tener hijos, existe la posibilidad de criopreservar los espermatozoides. La congelación del semen del eyaculado de forma previa a un tratamiento/operación asegura que la persona tratada pueda la posibilidad tener un hijo más tarde por inseminación artificial.

Congelación de espermatozoides del tejido testicular (TESE – testicular sperm extraction​)

Además de la preservación de los espermatozoides fértiles del eyaculado, existe la posibilidad de extraer espermatozoides del tejido testicular. Este método se utiliza cuando el eyaculado no contiene espermatozoides o cuando la eyaculación no es posible. En la extracción de esperma testicular, las muestras de tejido testicular se toman quirúrgicamente, se congelan y se almacenan en un procedimiento ambulatorio. Después del descongelamiento, los espermatozoides pueden ser extraídos de este material, que posteriormente puede ser utilizado para la inseminación artificial. El éxito de este método depende de la cantidad de espermatozoides fértiles que haya en el tejido testicular en el momento de la congelación.